Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


Aprobados definitivamente los presupuestos de 2012 del Ayuntamiento de Alguazas

Las cuentas públicas del consistorio ascienden a más de 6 millones de euros.

Los presupuestos de 2012 del Ayuntamiento de Alguazas han sido aprobados definitivamente con su publicación, el miércoles 11 de abril de 2012 en el Boletín Oficial de la Región de Murcia, BORM. Unas cuentas que ya fueron aprobadas  por la corporación  municipal en la sesión plenaria celebrada el pasado 29 de marzo.

 

Los presupuestos municipales, que para este ejercicio suponen una cuantía algo superior a los 6 millones de euros, se han elaborado siguiendo una estricta disciplina económica, un rigor y una racionalización en el gasto además de una eficiente administración de los recursos.

 

 

Las cuentas para 2012, que pretenden cubrir los gastos corrientes así como la prestación de servicios básicos para los vecinos del municipio, no implican un aumento de los impuestos, lo que sitúa a Alguazas como la localidad del entorno comarcal en la que menos tasas e impuestos pagan sus habitantes.

 

Con estos presupuestos  no sólo el  Ayuntamiento podrá  saldar sus deudas con los proveedores sino que además alcanzará un superávit en sus cuentas. Esta liquidez permitirá, a través de un plan de ajuste que se desarrollará en un periodo de tres años, que el consistorio tenga una deuda cero.

 

Una de las características más destacables de las cuentas municipales para este año, es que combinan la austeridad con la inversión además de ahorrar gastos.

 

En el ámbito de la participación ciudadana, las cuentas municipales 2012 contemplan igualmente la concesión de subvenciones para las asociaciones, colectivos, peñas, clubes y cofradías de la localidad, fomentando de este modo la vida social y cultural de Alguazas.

 

Los presupuestos municipales 2012 de Alguazas son realistas, responsables, austeros y enfocados a superar la crisis económica, por lo que el Ayuntamiento ha previsto una optimización  y racionalización del gasto además de la prestación de servicios básicos, el desarrollo de inversiones, la puesta en funcionamiento de infraestructuras y equipamientos y la no subida de impuestos y tasas para los vecinos.