Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


El Ayuntamiento de Alguazas intensifica la limpieza de imbornales y alcantarillado ante la llegada de las lluvias

Una medida prioritaria que evita inundaciones en calles, zonas bajas y pasos inferiores del municipio.

El Ayuntamiento de Alguazas ha querido ser muy madrugador en la limpieza, mantenimiento y conservación tanto de los imbornales existentes en el término municipal como de la red pública de alcantarillado de la localidad, con el fin de prevenir los problemas derivados de las fuertes lluvias que suelen haber durante los meses de otoño.

 

Estos trabajos de acondicionamiento, promovidos a iniciativa conjunta de las Concejalías de Urbanismo, Medio Ambiente y Obras y Servicios del Consistorio alguaceño, se han llevado a cabo del 23 de Agosto al 6 de Septiembre y en ese período de tiempo se ha limpiado la totalidad de imbornales de la población, unas tareas que se han desarrollado con cierta celeridad y de forma progresiva en los distintos núcleos urbanos (barrios y pedanías) del municipio.

 

 

 

Los imbornales, elementos que recogen el agua de lluvia y la introducen en la red de alcantarillado, suelen colmarse disminuyendo su capacidad de drenaje, por lo que la empresa concesionaria del servicio municipal, CESPA, refuerza su limpieza en la entrada del otoño anticipándose así a la llegada de la temporada de lluvias y del año hidrológico, que se inicia el 1 de Octubre.

La compañía de aguas elaboró previamente un calendario preventivo para actuar por todos y cada uno de los barrios y pedanías de Alguazas acentuándose en algunas zonas conflictivas donde hay problemas cuando arrecian las lluvias tales como pasos inferiores, puntos bajos, etcétera.

La limpieza de imbornales y de la red de alcantarillado es una medida prioritaria para las Concejalías competentes del Ayuntamiento alguaceño durante todo el año y que se intensifica en este período previo a las lluvias. Para ello, CESPA destina equipos de operarios, supervisados por personal técnico, que disponen de vehículos adaptados para limpiar tanto las rejillas como los ramales de los imbornales.

 

 

Simultáneamente a estas tareas de mantenimiento también se ha acometido la limpieza de los sedimentos depositados en las tuberías, la revisión de las estaciones de bombeo de que dispone el municipio así como labores de reparación de tapas de registro, aglomerado y cambio de algunas arquetas, que suelen ocasionar problemas en el tráfico rodado.

 

A estos trabajos ya culminados se suman los dispositivos que permiten la rápida resolución de incidencias motivadas por las lluvias. Así, las cámaras de seguimiento del tráfico de que dispone la Policía Local permite detectar en tiempo real las problemáticas que se puedan originar en la vía pública y dar cuenta de las mismas a un equipo de intervención inmediata que se encuentra de guardia las 24 horas del día.