Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


Alguazas y Campos del Río exigen al Gobierno Regional que acondicione la carretera RM-531 en el tramo que une ambos municipios

 

Los alcaldes, tras la reunión de hoy con el Director General de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, denuncian que la Comunidad Autónoma pretenda que sean los ayuntamientos quienes negocien con los vecinos la cesión gratuita de los terrenos.

 

Los alcaldes de Alguazas y Campos del Río, Blas Ángel Ruipérez y María José Pérez Cerón, han denunciado hoy la nula voluntad de la comunidad autónoma de adecuar y acondicionar la RM-531 en su tramo entre ambos municipios.

El alcalde de Alguazas, Blas Ángel Ruipérez, se ha referido a la reunión con el Director General de carreteras –y ex alcalde de Alguazas- José Antonio Fernández Lladó mantenida por ambos ediles: “La conclusión a la que hemos llegado es que la comunidad autónoma de la Región de Murcia se quiere lavar las manos respecto a la disponibilidad de los terrenos, cargando la responsabilidad en los ayuntamientos, cuando debería ser competencia de la comunidad”.

“La comunidad no tiene voluntad real de llevar a cabo la rehabilitación de la carretera. Si existiera voluntad debería reflejarse en un compromiso por escrito en los Presupuestos Generales de la Región de Murcia para 2016 para la expropiación de terrenos y con la previsión de ejecución de la obra. Así demostraría la comunidad autónoma su voluntad de llevar a cabo esta obra, todo lo demás son brindis al sol”, ha añadido el alcalde de Alguazas.

Por su parte, la alcaldesa de Campos del Río, María José Pérez Cerón, ha reiterado que la comunidad autónoma no contempla el pago por la expropiación del terreno: “Sólo contemplan la gratuidad por la cesión, descargando en el ayuntamiento la negociación y el litigio por las expropiaciones, siendo competencia de la comunidad y no de los consistorios”.

Pérez Cerón ha anunciado la exigencia de ambos municipios de que se habilite una partida presupuestaria para el acondicionamiento de esta carretera, que contemple la expropiación y la ejecución de las obras: “La cantidad económica estimada, según nuestro cálculos, no debería ser un impedimento para la expropiación de terrenos y posterior ejecución del arreglo integral de la carretera”.

Por último, los alcaldes han defendido estas obras como un objetivo prioritario para ambos municipios debido al mal estado de la carretera, que registra un alto número de accidentes y vehículos que pinchan, lo que ha propiciado, incluso, la eliminación de la única línea de autobús que unía ambos municipios.